¿Qué es el Cristianismo?

Vivimos en un país que dice ser cristiano. Existe un gran porcentaje católico y otro porcentaje evangélico y protestante. Sin embargo, ¿quién de esa inmensa mayoría sabe definir el Cristianismo?

Si buscamos en la Real Academia Española, no obtenemos una respuesta muy satisfactoria. Quienes hagan el intento se encontrarán con una escueta definición: religión cristiana.

Existen muchos que dicen ser cristianos, pero que —en realidad— no lo son. Extrañamente, existen otros que, siendo cristianos, no saben que lo son.

¿En qué consiste esa “religión cristiana” de la que nos habla la RAE? Yo lo explico así: Cristianismo es la religión que implica seguir los preceptos y enseñanzas de Jesús como son presentados en los evangelios canónicos (Mateo, Marcos, Lucas y Juan).

Una de las enseñanzas de Jesús fue que lo siguiéramos, pero no como se sigue a cualquier maestro terrenal, sino como a Dios. Si debemos seguir a Jesús, entonces debemos tomar en serio sus palabras, su ejemplo y sus acciones. En esta columna me remitiré a lo último por razones de espacio y tiempo.

Una de las cosas que Jesús hizo en su vida fue leer el A.T. (Antiguo Testamento). Encontramos citas de prácticamente todos los libros del A.T. en las palabras de Jesús. Él hizo citas formales y citas libres, como quien conoce muy bien las Sagradas Escrituras. Sin embargo, hoy en día, el A.T. es un libro prácticamente desconocido para la mayoría de los creyentes. Según la definición que di, para entender el Cristianismo, debemos leer la Biblia; sin embargo, pese a ser el libro más vendido en la historia, no es tan leído como uno esperaría.

Otra de las cosas que hizo Jesús fue orar. No oraba cinco minutos ni un par de fórmulas repetidas, sino que podía pasar noches enteras orando. ¿Cuántos de los que dicen ser cristianos oran todos los días? ¿Cuántos conversarán —al menos— más de 5 minutos al día?

Jesús dejó un modelo de oración que poco se respeta (el Padre Nuestro), empezando por la primera parte, ya que son pocos los que se dirigen a Dios como Padre (lo han reemplazado por María, José, los santos y un largo etcétera).

El Cristianismo, como pueden ver, no se trata de seguir de cerca el nombramiento de un Papa; de pertenecer a una cierta denominación cristiana o de haber realizado los sacramentos. Alguien que esté consciente de sus pecados y busque con más fuerza a Dios, seguramente es más cristiano que quien sabe de memoria el credo apostólico.

Yo apunto a que nos aproximemos a un Cristianismo mucho más vivo y verdadero.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s