Frases diabólicas

Hay muchas frases diabólicas, pero aquí hice una pequeña selección, analizando estas a la luz de los que nos dice Dios. La intención de este artículo es que estén atentos para que nunca más puedan ser engañados.

Primera frase diabólica: “¡Eres un bueno para nada!”

Terribles palabras. Solo por el tono insultante ya podemos adivinar que no provienen de Dios, ya que Él nos ama, respeta y habla con dulzura. Deben saber que todos nacemos por voluntad de Dios y estamos hechos a su imagen y semejanza. Difícilmente alguien que nace a la imagen y semejanza de un Dios tan bueno y tan noble puede ser bueno para nada. Todos tenemos cualidades y talentos con los cuales podemos aportar a nuestra sociedad. Lo importante es potenciarnos en aquello que hacemos mejor y también saberlo reconocer en los demás.

Segunda frase diabólica: “Dulce es la venganza”

Frase muy engañosa, ya que la venganza está prohibida. Y sabemos que todas las leyes de nuestro Dios son para nuestro bienestar. La venganza no es dulce: es amarga. El amor, el perdón, la bondad sí son dulces para el alma. La Biblia dice:

No tomen venganza, hermanos míos, sino dejen el castigo en las manos de Dios, porque está escrito: «Mía es la venganza; yo pagaré», dice el Señor. Rom 12, 19.

Tercera frase diabólica: “Nadie es irremplazable”

Al contrario de lo que sucede en las empresas, Dios no suele despedir a sus servidores. Puede que alguien se comporte mal, pero Dios no destituye, sino que perdona y vuelve a perdonar. “Dios es un Dios de segundas, terceras y cuartas oportunidades” dijo una vez un sabio pastor estadounidense. Lo otro que debemos tener en cuenta es que somos únicos para Dios. Dios no nos ve como un número, sino como su creación preciosa. Recordemos el siguiente versículo:

Pues lo que Dios da, no lo quita, ni retira tampoco su llamamiento. Rom 11, 29.

Cuarta frase diabólica: “Tener un hijo puede arruinar tu vida”

Qué palabras más terribles y horrorosas. Tener un hijo es un regalo del Cielo. Lo he hablado incesantemente en este blog: los hijos son bendiciones, no maldiciones. Las maldiciones son las frases que quieren acabar con la Vida; pero los hijos son un regalo maravilloso de Dios. Todos nacemos por voluntad divina, no por voluntad humana. Dice la Biblia:

Cuando Dios creó al hombre, lo creó a su imagen; varón y mujer los creó, y les dio su bendición: «Tengan muchos, muchos hijos. Gn 1, 27-28.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s