El mayor amor

Muchas veces creemos que las grandes demostraciones de amor son cosas alocadas o mediáticas y nos olvidamos del amor más grande: Jesús dio su vida por sus amigos.

Claramente, Él y los Doce fueron el grupo de amigos más maravilloso que ha existido en la historia de la humanidad.

Si hacemos lo que Él nos manda somos sus amigos.

Juan 15, 13-14:

El amor más grande que uno puede tener es dar su vida por sus amigos. Ustedes son mis amigos, si hacen lo que yo les mando.

Tengan todos un feliz domingo.

Todos necesitamos un amigo

Todos necesitamos a alguien.

Lewis decía que los grupos de amigos cambiaban el mundo.

Steve Jobs tenía a Steve Wozniak (Apple). 
Mark Zuckerberg tenía a Eduardo Saverin (Facebook).
JRR Tolkien tenía a CS Lewis (Mundo Maravilloso).
Jorge González tenía a Claudio Narea (Los Prisioneros).
John Lennon tenía a Paul McCartney (The Beatles).
Karl Marx tenía a Engels (Marxismo).
Pablo tenía a Bernabé (Cristianismo).
Tim Burton tiene a Johnny Depp (Filmografía).
Zach Braff tiene a su hermano Adam (Wish I Was Here).

Luka Sulic tiene a Stjepan Hauser (2Cellos).

De hecho, he notado que quienes trabajan mucho tiempo solos se tienden a amargar o enloquecen. Piensen en Van Gogh o Nietzsche, por ejemplo.

La vida me ha enseñado que no se pueden hacer las cosas solo.

¿A quién tienes tú?

Don Feliberto

Feliberto es gerente general de una importante empresa, tiene una esposa hermosa y siempre fue el favorito de sus padres (a quienes ayuda constantemente); dona importante cantidad de dinero, dinero que él ha ganado con mucho esfuerzo (como suele enfatizar) a instituciones de caridad. Se ha convertido en un hombre increíblemente exitoso. Tiene muchos amigos, con los cuales tiene gustos en común como el póker y el rugby. Feliberto tiene un hermano llamado Tungusteno (nombre parecido al elemento químico). Tungusteno es bueno para ir a fiestas, pasarlo bien y divertirse. Mientras Feliberto suele ser quien se queda en el trabajo hasta tarde, Tungusteno es tildado de holgazán y lo despiden de los empleos. Tungusteno tiene una debilidad con el alcohol y las mujeres. La gente lo considera la oveja negra de la familia, un perdedor, un bueno para nada; pero suele hacer más feliz a la gente que lo rodea. La gente que rodea a Feliberto se suele sentir disminuida. La gente que rodea a Tungusteno se siente potenciada por él. Tungusteno no les impone cargas, no les echa encima culpas.

Tungusteno tiene algunas cualidades, por ejemplo, no se arruga en ayudar a un amigo a cambiarse casa, aunque nunca lo hace notar a alguien y nunca se lo recuerda a las personas. Generalmente hace reír a las personas a quienes ayuda. Feliberto hace sentir a la gente que ayuda como si fueran perezosos, discapacitados, disminuidos. Las cosas que hace Tungusteno suelen pasar desapercibidas, por lo que ni siquiera yo las conozco, querido lector. Tungusteno es hábil para entablar relaciones profundas, Feliberto solo hace relaciones de superficie. Los amigos de Feliberto, son más bien “contactos” para él.  Para Feliberto todo es negocio, todo es política. Y ha aprendido con el tiempo a tener éxito no involucrándose realmente con ninguna persona. Nunca llega a tener una conversación de cosas íntimas o problemas que le afecten, sino que las conversaciones giran en torno a la economía, las acciones o sus empresas. Sus empleados le dicen Don Feliberto. Los amigos suelen bromear con Tungusteno, y le dicen “Tungus” de cariño.

Tungusteno admira a Feliberto. Le ha expresado que le gustaría ser como él. Feliberto detesta la debilidad de Tungusteno: su debilidad por los vicios, su debilidad de carácter, su falta de fortaleza antes los problemas que se le presentan.  No entiende cómo su hermano pudo ascender en la vida. Nunca estudió una profesión. El hecho de que Tungusteno sea músico y cante en bares de poca monta, no significa nada para Feliberto, que tiene un MBA en Chicago. Feliberto nunca le perdonará a su hermano el hecho de que se haya emborrachado al dar el discurso en su matrimonio. Tungusteno siempre reconocerá delante de todos sus amigos lo lejos que ha llegado en la vida su amado hermano. Feliberto mira con asco el comportamiento sexual de su hermano. Tungusteno siempre ha considerado un ejemplo la forma idónea de Feliberto con su esposa. Nunca ha visto que él haya tenido intenciones de infidelidad.

Un día Tungusteno enfermó gravemente, cayó muy duro debido a las drogas, y se acordó de conversar con Alguien que nunca recordaba: Dios. Reconoció sus faltas, su irresponsabilidad, sus vicios, todos sus errores y cómo había dañado al resto. Feliberto, por otro lado, pensó que si Tungusteno estaba tan mal, solo era la consecuencia de todos los errores que había cometido toda su vida. Tungusteno pidió perdón a su Padre Celestial porque sabía que eran sus actos los que lo habían llevado a estar así.  Feliberto dijo para sí: “¡Irresponsable, finalmente se lo merece!”.

Ese día solo uno de los hermanos tuvo una conversación con Dios.

Feliz Navidad

Deseo que así como Jesús vino a nacer a un pesebre, también ustedes le permitan nacer en su corazón, el cual muchas veces es tan pobre como un pesebre, debido a las muchas penas, dolores, problemas; aún así, Dios quiere estar con nosotros (Emmanuel) y habitar allí.

El año en que nació Jesús (7 – 3 a.C.), unos magos entendieron, al mirar el cielo, que alguien muy importante nacería, por esta razón viajaron hasta su encuentro y le regalaron oro (debido a que Jesús es rey), incienso (debido a que Jesús es Dios) y mirra (debido a que Jesús sufriría). Por esta razón, deseo que reciban hermosos regalos. A veces, estos regalos provienen de personas que uno no lo espera. Los regalos de Jesús provinieron de magos de Oriente, es decir, paganos, en vez de provenir de la élite israelita. Por esa razón, deben estar atentos.

Hay personas que creen que los regalos no corresponden a la navidad, pero eso no es tan exacto. Debemos recordar que el Espíritu Santo también nos hace regalos: los dones. El punto es que no nos debemos dejar llevar por la ambición, sino alegrarnos con cosas sencillas, puesto que Jesús nació en una familia sencilla, aunque también bendecida (había unión, paz, amor).

Iglesia del Viento en esta fecha, les desea una Feliz Navidad.

Por qué el movimiento de la Nueva Era es anticristiano

La Nueva Era o New Age es un movimiento desarrollado en la segunda mitad del siglo XX. Se le define como un movimiento enmarcado en las tradiciones espirituales de Occidente y Oriente e infundido con influencias de auto-ayuda, salud holística, investigación de la conciencia y física cuántica.

Ahora argumentaré por qué el movimiento Nueva Era es anticristiano, es decir, por qué colisiona con la teología cristiana.

1. Propone una idea de un dios abstracto y general

Sin embargo, en el Cristianismo, Dios es Persona. No es un ser abstracto ni etéreo. Tiene características definidas. Uno puede conversar con Él. Él se puede enojar, puede amar, tiene leyes, incluso se encarnó en un ser humano al venir a la Tierra.

2. Creencia que diversos seres espirituales como ángeles o dioses los pueden guiar

En el Cristianismo está muy claro que solo Dios es quien nos guía. No existe más que un Único Dios. Los ángeles solo son mensajeros de Dios, pero nunca ocupan la función de líderes.

3. Creencia en la reencarnación

Los cristianos saben que solo existe una vida. Al morir, no es que cambiemos de cuerpo y elijamos donde nacer de nuevo, sino que se nos juzgará por lo que hemos hecho en esta sola y única vida (luego de la cual viviremos en el paraíso o infierno). 

4. Creen que el pensamiento positivo apoyado con afirmaciones hace que las personas tengan éxito

Los cristianos creemos que Dios es quien bendice, y que las bendiciones y maldiciones están basadas en la obediencia o desobediencia a Dios, respectivamente (Leer Levítico 26). La Biblia no dice que el optimismo y el decir ciertas frases hará que las personas tengan más o menos éxito.

Como siempre, espero que todos puedan leer la Biblia y a luz de esta, juzgar qué es conveniente y qué no lo es.

Los errores de la doctrina “Dios Madre” (segundo post)

En este post intentaré responder algunos de los comentarios que surgieron a raíz del primer artículo. Veo que este tema en especial ha sido interesante para algunas personas, tal vez debido a que existe poca información disponible en internet.

La Iglesia que promueve la doctrina de “Dios madre” es la World Mission Society Church of God. Están presentes en muchos países alrededor del mundo, debido a esta razón considero importante aclarar algunos errores que, desde mi punto de vista, presenta esta Iglesia. 

Empecemos con el análisis.

ELOHIM

Una de los argumentos que ellos mencionan es que la palabra hebrea que se traduce como Dios en la Biblia hebrea (Elohim) significaría dioses y no Dios. La verdad es que la palabra Elohim, según el diccionario bíblico Strong, puede significar dioses y/o Dios, por lo tanto, lo más lógico sería pensar que el autor bíblico quiso expresar la idea de Dios.

LOS DOS PACTOS

Uno de los versículos que a los miembros de esta iglesia les gusta citar para asegurar que su doctrina es cierta es, por ejemplo, este:

Pero la Jerusalén celestial es libre, y ésa es nuestra madre. (Gálatas 4, 26).

¿A qué se refiere Pablo con Jerusalén celestial? ¿Se refiere a una persona de carne y hueso o se refiere a una ciudad? Cuando dice Jerusalén no está hablando de una mujer, sino de una ciudad celestial. Se refiere a que nosotros somos ciudadanos de un cielo nuevo y una tierra nueva (leer Isaías 65, 17). ¿Conocen la expresión “madre patria”? Pues, una expresión popular como esta ayuda a entender que no está hablando de una mujer.

Pero debemos leer con mucha atención. Miren este versículo:

Ese relato puede interpretarse en sentido figurado (…) (Gálatas 4, 24). 

Si Pablo expresa que puede interpretarse en sentido figurado, entonces ¿por qué se entendió este versículo como una madre literal? He ahí otro cuestionamiento. Pero sigamos leyendo:

(…) estas mujeres representan dos pactos. (Gálatas 4, 24).

Pablo nos está diciendo textualmente qué representan Agar (la esclava) y Sara (la mujer libre): Agar representa el antiguo pacto y Sara representa el nuevo pacto. Si esto está tan claro en el texto bíblico, creo que realmente no debería existir ningún tipo de problema.

LA NUEVA JERUSALÉN

 Ahora veamos uno de los versículos más importantes tal vez para la doctrina de Dios Madre.

Vi además la ciudad santa, la nueva Jerusalén, que bajaba del cielo, procedente de Dios, preparada como una novia hermosamente vestida para su prometido. (Ap 21, 2).

Ellos dicen que la nueva Jerusalén sería la madre, la novia hermosamente vestida, pero no es así: ¡Jerusalén es una ciudad! Es la ciudad donde vivirán todos aquellos quienes sean salvos a través de Cristo. La Biblia dice que está preparada como una novia porque trata de expresar lo hermosa que será. El versículo lo dice claramente: es una ciudad. En el versículo 16 del mismo capítulo dice que es una ciudad cuadrada. Es imposible que se esté refiriendo a una persona. Sinceramente, no logro comprender por qué ellos piensan que se trata de una mujer.

Ese es mi análisis, fruto de los numerosos comentarios y conversaciones con algunas personas miembros de esta Iglesia. Escribo este artículo con respeto hacia todos y me gustaría que podamos meditar en la Biblia y nos deleitemos en ella (Sal 1, 2).

Respeta tus tiempos, cómo prevenir la depresión

Hoy les hablaré de cómo prevenir estados anímicos bajos. La Biblia es un libro que nos muestra personas reales, no mitificadas, lo cual nos sirve para comprender de mejor al ser humano.

Estamos acostumbrados a asociar la depresión a problemas, pero no es una relación del todo correcta. Sabemos de muchas personas que sufren depresión y que han sido exitosas en la vida. La Biblia nos muestra personas que estuvieron muy deprimidas, al punto de pedir a Dios que les quitara la vida. Hablo de Moisés, Elías y Jonás. Los tres cayeron en una profunda depresión, pero no luego de tener fracasos, sino una gran victoria; adicionalmente, los tres cayeron en depresión luego de tener un gran desgaste físico, mental y espiritual.

Veamos con detalle el caso de Elías. (Si tienen interés pueden leer lo ocurrido con Moisés en Números 11, 10-20 y lo de Jonás en Jon. 4). Comencemos.

Elías ora, diciéndole a Dios que consumiera con fuego del cielo un buey de sacrificio que había preparado, para demostrar de esta forma que el Dios de Israel era el verdadero y no los dioses a los cuales los profetas servían (Baal y Aserá). Dios responde y consume con fuego. Luego de eso Elías los ejecuta. El hecho de orar implica un desgaste de energía, sumado a a al carga emocional de ejecutar a los falsos profetas. Pero la historia no termina allí. Además de todo esto la Biblia relata que Elías caminó todo un día en pleno desierto. Finalmente, se sienta al lado de un arbusto y dice:

“Estoy harto, Señor -protestó-. Quítame la vida, pues no soy mejor que mis antepasados”. (1 Reyes 19, 4).

Elías dice esto luego de haber tenido una gran victoria espiritual, pero también luego de haber experimentado un gran desgaste físico, espiritual y emocional. ¿Qué hizo Dios? Para empezar, no le responde esta oración, sino que lo alimenta, lo hace dormir; luego lo vuelve a alimentar para enviarlo a un lugar totalmente solitario. De esta forma Elías logra descansar. Elías se había sobre exigido. Fue un gran profeta, pero no respetaba sus tiempos, por lo cual, terminaba exhausto, pero de una manera nociva.

Si hay algo que podemos aprender de este pasaje es que todos necesitamos descanso. Luego de hacer un gran esfuerzo, necesitamos retirarnos, no podemos seguir con el mismo ritmo de trabajo o terminaremos destruyéndonos. Por esta razón Dios instituye el día de reposo. Para decirnos que necesitamos descansar. También por esta razón creó la noche. Para decirnos que debemos dormir. Si estuviéramos siempre de día, probablemente siempre estaríamos en vela y nos desequilibraríamos. Probablemente las jornadas laborales serían de más de 9 horas diarias.

Necesitamos dormir, necesitamos comer, necesitamos beber. Dios sabe esto mejor que nosotros. Nosotros tendemos a ser déspotas con nosotros mismos y no nos tratamos lo suficientemente bien. No nos medimos muchas veces y terminamos faltándonos el respeto. Pero Dios nos enseña a través de estos pasajes cómo evitar el desánimo. Nos enseña a delegar, a hacer pausas, a retirarnos cuando todo está muy difícil, a recostarse al lado de la sombra cuando el sol cae directo sobre nosotros.

Como eres con las personas eres con Dios

Hay personas que tratan mal a la gente, son burlescos, hacen bullying, pero al llegar el momento de “santidad”, van al templo muy tranquilos, o se aprestan a orar, mirando feo a quienes no lo hacen. Se defienden diciendo que con Dios las cosas son distintas. Ellos dicen que a Él sí lo aman, a Él sí lo respetan, a Él si lo obedecen, de Él no se burlan, a Él siempre lo tratan bien, nunca Lo discriminan. Pues les tengo una mala noticia. Cuando se burlan de la gente, cuando la deshonran, cuando la desobedecen, cuando la hacen enfadar, también están burlándose, deshonrando, desobedeciendo y enfadando a Dios.

De hecho, es muy probable que sea algo literal la comparación. No necesariamente metafórico. Piensen en Moisés, por ejemplo. Él era de la tribu de Leví: una tribu iracunda. Moisés se enojó innumerables veces con su pueblo, pero también se llegó a enojar con su propio Creador.  En una ocasión, el pueblo tenía sed y estaban en pleno desierto, entonces la gloria de YHVH se apareció a Moisés y le dijo que hablara a la roca para que diera agua. Moisés, de forma energúmena, debido a que el pueblo reclamaba sin cesar, dijo:

¡Escuchen, rebeldes! ¿Acaso tenemos que sacarles agua de esta roca? (Números 20, 10).

Luego de decir eso golpea a la roca dos veces y salió abundante agua. Entonces Dios le dice que por hacer aquello, no entrarían ni Moisés ni Aarón a la tierra prometida. Se molestó debido a que no confiaron en Él y porque no reconocieron Su santidad delante de los israelitas. A mi juicio, arruinaron un milagro. Este hecho debía haber servido para la maravilla por la obra divina del pueblo israelita, pero terminó significando la rabia de Moisés.

Dense cuenta que la misma actitud que tuvo Moisés con la gente fue la que tuvo con Dios. Se enojó con la gente y también se enojó con Dios, y por cierto, Dios también se enojó con él.

Ahora piensen en David. Fue un rey muy querido por el pueblo. Todos lo amaban. “Curiosamente”, también fue muy amado por Dios. A Él le parecía agradable. Y sabemos que David escribió muchos salmos a su Dios, le cantó, escribió poemas. Es decir, se esforzaba por agradar a los hombres y también se esforzaba para agradar a Dios, con buenos resultados. ¿Notan la simetría?

Por eso Juan en una de las cartas, dice lo siguiente:

Si alguien afirma: «Yo amo a Dios», pero odia a su hermano, es un mentiroso; pues el que no ama a su hermano, a quien ha visto, no puede amar a Dios, a quien no ha visto. (1 Juan 4, 20). 

¿Eres una persona despectiva? Es muy probable que desprecies a Dios  ¿Eres una persona auténtica? Es muy probable que seas auténtico con Dios. Y más aún, ¿cuántas personas que son rebeldes con sus padres o con autoridades, no terminan siendo igualmente rebeldes a la Palabra de Dios? ¿Cuántas personas que nunca escuchan consejo alguno de conocidos o amigos, les cuesta muchísimo escuchar y seguir el consejo divino? Y aunque, aparentemente, no fueras despectivo con Dios, cada vez que desprecias a alguien, Dios tomará en cuenta aquello que hiciste, puesto que si desprecias a un ser humano, desprecias a Cristo mismo y si ayudas al prójimo, ayudas al mismísimo Cristo.

Mi consejo es que seas cuidadoso en tu trato con las personas. El ser humano es sagrado. Dios, finalmente, no le importará tanto cuántas veces fuiste al templo o cuántas veces hiciste lo que tú creías que era correcto, sino que el juicio dependerá de la cantidad y calidad del amor que hayas mostrado con las personas.  Esto, a su vez, implicará un círculo virtuoso al relacionarte con tu Padre, ya que podrás amarlo sin impedimentos y podrás hablarle sin estorbos en tu oración.

Los dejo con este versículo de Levítico:

“(…) Ama a tu prójimo como a ti mismo. Yo soy el Señor.” (Lv 19, 18).

Nueve enseñanzas para el romance extraídas de la Biblia

El Cantar de los Cantares es un libro de la Biblia escrito por Salomón. Es una obra lírica romántica organizada en cinco cantos. Como poeta, me es difícil no maravillarme ante la belleza de las palabras y su disposición. En este artículo me centraré en rescatar enseñanzas para el romance que podemos extraer del libro. (No, la Biblia no es un libro fome, ni siquiera en esta área).

1. Los amantes se hablan con pasión

Muchas personas piensan que la Biblia es un libro recatado o medido al hablar de romance y pasión, pero se equivocan. El primer canto comienza con la declaración apasionada de la amada frente a su amado (el rey Salomón). Leamos un versículo:

¡Hazme del todo tuya! ¡Date prisa! ¡Llévame, oh rey, a tu alcoba! (1, 4).

2. Los amantes se aceptan a sí mismos

La amada relata que su piel es morena, y se bronceó más debido a que trabajó en viñedos que no eran propios. Pero ella defiende su belleza, pese a ser morena. No se acompleja. Esto nos da la lección de aceptar nuestro cuerpo, no dejarse llevar por estereotipos y darse cuenta de que Dios nos creado, por lo tanto, debemos valorarnos físicamente.

3. Los amantes se admiran con la belleza del otro

El amado pronuncia también la belleza de su amada. La amada pronuncia la belleza del amado. Generalmente, esto lo hacen hombres a mujeres, pero no tan común vemos que mujeres hablen de la belleza del amado [en el caso de que sean bellos, obviamente, jajaja]. 

Miren en este verso:

¡Cuán hermoso eres, amado mío! ¡Eres un encanto! (1, 16).

4. Los amantes utilizan la belleza para rodear al amado

No creo que sea casualidad el hecho de que las parejas se dediquen canciones y se escriban poemas. En general, intentamos usar toda la belleza posible para expresarnos nuestro amor. Queremos rodear de belleza al ser amado. 

Miren en este versículo, cómo el amado hablar de reunirse fogosamente en el campo.

Una alfombra de verdor es nuestro lecho. (1, 16).

5. Los amantes se protegen

El amado se preocupa de que la amada esté protegida cuando está más indefensa, es decir, en su sueño. Desea que repose y que descanse. 

…no desvelen ni molesten a mi amada hasta que ella quiera despertar. (2, 7).

6. Los amantes declaran su pertenencia al otro

El amor libre (en que nadie pertenece a nadie) es contrario al romance. Es mucho más intenso y fogoso el pertenecerse. Miren este versículo:

Mi amado es mío, y yo soy suya… (2, 16).

7. Los amantes sienten con desenfreno

La amada busca al esposo de una forma muy intensa, ella se ha entregado desenfrenadamente al sentimiento. No hace cálculos, no busca seguridades. Llega a expresar:

…si encuentran a mi amado, ¡le digan que estoy enferma de amor! (5, 8).

Y este otro verso (el más hermoso a mi parecer):

Fuerte es el amor, como la muerte, y tenaz la pasión como el sepulcro. Como la llama divina es el fuego ardiente del amor. (8, 6).

8. Los amantes se expresan lo únicos que son para el otro

Las amigas y amigos, preguntan: ¿en qué aventaja tu amado a otros hombres? (5, 9)

La amada responde: “Mi amado es apuesto y trigueño, y entre diez mil hombres se le distingue” (5, 10). 

La amada reconoce en el esposo atributos especiales que lo hacen inconfundible. Aunque ella viera a diez mil hombres, su amado es único, especial,  distinguido, apuesto.

9. Los amantes desean estar en todo momento y en todo lugar juntos

Leamos:

… pasemos la noche entre los azahares. Vayamos temprano a los viñedos (…) ¡Allí te brindaré mis caricias! (7, 11-12).

A la amada no le importa el contexto, lugar; no le importa si es noche o día. Quiere siempre brindarle sus caricias, su ternura a su amado.

Espero que apliquen estos principios con sus parejas. Ya sean matrimonios, pololos o novios.

Jonás

Hoy deseo contarles la historia de un hombre de Dios: Jonás. De todos modos, recomiendo que lean el libro de Jonás en la Biblia, tiene solo 4 capítulos y es, realmente, hermoso.

Se nos cuenta que la palabra de Dios vino a Jonás y le dijo: «Anda, ve a la gran ciudad de Nínive y proclama contra ella que su maldad ha llegado hasta mi presencia». Jonás, sin embargo, siendo muy caprichoso, no fue a Nínive, sino a Tarsis, en barco. Estando ya en la travesía comenzó una fuerte tormenta, el barco amenazaba con hacerse pedazos. Todos estaban muy asustados, sin embargo Jonás dormía.

Este profeta conocía muy bien a Dios. Cuando lo leí me sorprendió el conocimiento de la naturaleza de Dios que tenía, sobre todo, al compararlo con otros profetas como Elías o Eliseo. Todos en el barco estaban asustados ya que los dioses falsos de los otros hombres deben haber sido dioses torturadores, dioses crueles, dioses que no amaban a la humanidad. Jonás, sin embargo, estaba —sorprendentemente— tranquilo… ¡¡¡Y durmiendo!!! Pese a estar desobedeciendo a Dios, pese a huir a Tarsis, en vez de cumplir su misión, pese a desoir el llamado divino. Jonás debiese haber sido quien estaba con temor, ¿verdad?, pero no; Jonás sabía que Dios era bondadoso y compasivo, lento para la ira y lleno de amor, que cambia de parecer y no destruye (4, 2). Quien destruye es el diablo, no Dios.

A este hombre Dios le dio un don muy poderoso para anunciar la Palabra porque donde fuera que hablara los hombres se convertían al Señor. Resultó que, finalmente, los hombres del barco reconocen al Dios de Israel como el verdadero Dios. Ellos no echan a Jonás del barco por la fuerza cuando se enteran de que por culpa de él era que se encontraba en una tormenta, sino que intentaron llevar a Jonás a tierra firme (pese a que él les dijo que lo echaran al mar). Pero Dios no quería eso. Dios hizo que la tormenta empeorara cuando los hombres intentaban remar. Entonces, se dan cuenta que no quedaba otra alternativa para Jonás y le piden a Dios que no se enojara con ellos por echarlo al mar, donde, de seguro, moriría.

Ahora, Jonás podría haber pedido que Dios calmara la tormenta, pero no lo hizo. Encaprichademente, y casi suicida, dijo que lo echaran al mar. Al momento de que Jonás sale del barco, la tormenta se calma.

Pero Jonás no muere. Dios le salva la vida enviando un gran pez que lo tuvo en su interior tres días y tres noches, hasta que Jonás se arrepiente y el pez lo vomita en tierra firme por orden de Dios. (Todas las criaturas se sujetan a la voluntad de Dios). Destaco que Dios le salva la vida porque muchos piensan que Dios lo castiga al enviar un gran pez que lo engullera. ¿Qué habría pasado si Dios no envía el gran pez? Jonás hubiese muerto ahogado.

Finalmente, Jonás obedece y estuvo todo un día predicando lo que le había encomendado Dios en la importante ciudad de Nínive. Resultó que todos, absolutamente todos, desde el más poderoso al menor, aproximadamente 120 mil personas, se convirtieron al Señor, se arrepintieron de sus malos caminos y creyeron a la voz del profeta, sin señales milagrosas, sin prodigios.

Como Dios ve que Nínive se arrepiente, cambia de parecer y no se enoja con ellos. Sin embargo, hubo una sola persona que no estaba contenta: ese era Jonás. Él, muy encaprichado y enojado, le dice a Dios que le quitara la vida. Le dice que hubiera preferido que Nínive fuera destruída. Pero Dios le da una lección, y le enseña que era necesario que él fuera a predicar, ya que, cómo Él no iba a compadecerse por 120 mil personas.

Así como Jonás, hoy todos los escogidos de Dios tenemos una misión que cumplir. ¿Escuchamos a Dios? ¿Obedecemos lo que nos dice? ¿Usamos los dones que Dios nos ha entregado o huimos del llamado de Dios, así como Jonás?

Los dejo con este versículo de Jonás 2, 2.

En mi angustia clamé al Señor,
    y él me respondió.