El problema de las películas diabólicas

[This article is available in english here]

Hoy vi la película “The Devil Inside” (2012). Creo que las críticas de la prensa norteamericana son pueriles, ya que lo que critican es que faltaron escenas sobrenaturales que causaran miedo. No tengo nada que criticar desde el punto de vista cinéfilo. Creo que está bien hecha la película. Es un falsodocumental, que al parecer es el estilo de moda que impuso la serie The Office.

Sin embargo, sí tengo algo que criticar acerca de la teología de la película y, en general, acerca de las películas de exorcismos y personas endemoniadas. Y es que exageran los poderes demoniaocos, o más bien, parecen demasiado fuertes los demonios en comparación al poder divino. En la realidad es lo opuesto: triunfa Dios sobre los demonios. Es imposible que triunfen demonios, ya que Dios tiene 3 propiedades que los demonios no tienen: omnipotencia, omnipresencia y omnisciencia. Tal vez esto no se muestra tanto esto último porque no sería tan rentable, aunque quizá solo sea falta de talento o visión de los guionistas para darle otro giro a las situaciones.

Mi punto de vista es que la película está bien hecha, actuaciones bastante buenas (especialmente la actuación de Simon Quarterman), pero es importante que se le vea con ojos críticos y no perder de vista que Dios siempre tendrá más poder que los demonios, después de todo, él fue quien creó a los ángeles y los demonios no son otra cosa que ángeles caídos.